martes, 6 de enero de 2015

Patricio

"-Hoy hace equis años yo me saqué un muñeco en una rosca de Reyes...pero de carne y hueso...-"
Ese ha sido mi chiste habitual por 23 años, edad que hoy cumple mi hijo mayor: Patricio.

Patricio fue mi estrenón en esto de la maternidad.
No puedo decir que fue fácil, porque no lo fue; ni divertido, porque tampoco lo fue.
La neta es que los primeros meses me la pasé aterrada viendo si el chamaco respiraba o no; si comía o no; si detenía la cabeza solo o no.
Con el tiempo y después de haberle zafado sin querer la clavícula un día bañándolo (Si!!!!...Pobre de mi niño!!!) me di cuenta de que era bastante más fuerte de lo que aparentaba; me relajé y lo empecé a disfrutar.

Ser mamá de Patricio fue en muchas ocasiones increíblemente fácil, y a veces también fue cuesta arriba con una piedra al hombro; su desempeño académico y deportivo fueron inmejorables; era un niño educado, dulce y siempre listo para agradar, pero como todos en este mundo, tenía un camino propio que recorrer...y lo recorrió...a pesar de mí...a pesar de todos y de todo.

Patricio tiene 5 meses viviendo y estudiando fuera; lo he visto dos veces en estos meses y cada vez que lo veo se me asemeja más lejos pero a la vez más cerca.
Hoy, nos sentamos, platicamos y convivimos como dos adultos que se conocen, se quieren y se respetan porque han crecido juntos.

 A veces entro en su cuarto vacío; veo la poca ropa que dejó; sus amadas películas, y lo recuerdo de tres años paradito frente a su cama, mordiéndose un labio y viendo el futbol soccer con una absoluta pasión desconocida para mí.
Me entra una profunda nostalgia por los años que ya fueron y que de veras no vuelven; me entra un amor desmedido por el hombre en el que Patricio se ha convertido hoy, y me entran otras emociones tan intensas que sólo siento, no nombro.

Entre que espero que mis errores no hayan sido determinantemente malos, y que mis aciertos pesen más en el hueco de su vida que me tiene reservado, recuerdo con una gran sonrisa que al final lo que más nos marca es lo que él me dijo a mí hace poco en un spanglish sensacional: "Lo importante es - to enjoy the ride-".

Y sí, la verdad sí he disfrutado este viaje.

Felicidades mi niño.

Hasta pronto,








2 comentarios:

  1. Uy, me conmoviste mucho. Felicidades a ti porque es tu aniversario de debutante como madre. Y por esa vida extraordinaria que diste. Un abrazo, Adriana.

    ResponderEliminar